11 julio 2006

Capítulos repetidos de algunas series

El mundo de las series de televisión es inexpugnable, pero todas las de humor comparten una serie de características básicas para llegar al nivel de telecomedia. Aunque los veas en otra serie, dan la impresión de saberlos de memoria. Estos son algunos ejemplos:

-Es Halloween
Es como si en las series españolas, siempre hubiera un capítulo dedicado a Moros y Cristianos, a procesiones de Semana Santa o al Día de la Constitución.

¿Susto o muerte?


-Hay fiesta en el instituto
Generalmente estos capítulos van de los atolondrados jóvenes buscando pareja para el baile, y ya en el baile, el gamberro de la clase vacía una petaca en el bol del ponche. Al final pasa algo malo, y cuando acaba el capítulo los actores de la serie salen sentados en un sofá comprobando que has aprendido la lección.

A mí me lo hicieron y me convirtieron en el "podrío" que ahora soy

-Amiga anoréxica
Las putadas gordas casi nunca le ocurren a los protagonistas, siempre es a una amiga. En este caso, alguna amiga se quedaba esquelética y no admitía el problema, pero la amistad puede con todo y al final se cura (y muy rápido porque la media era curarse en un solo capítulo). A veces también había sesión de moral en el sofá.
Hola, soy Isabel Aboy, la adolescente tonta de "Médico de familia". Yo tuve una amiga anoréxica, pero con mi apoyo salió adelante.

-Un vagabundo viene a cenar a casa
Siempre en Navidad. Generalmente el pequeño de la casa se hace amigo de un vagabundo con buen corazón, el cual va atrezzado siempre igual, de gris, sombrero roto y mucha barba blanca. El crío lo invita a casa pero cuando se descubre el pastel, le dicen que se vaya, en ese momento, el vagabundo les cuenta la historia de su vida ablandando el corazón a todo el mundo y lo invitan a quedarse. En algunos casos, luego se enteraban que ese personaje era Papá Noel.
Eh! Que yo no soy vagabundo, soy estudiante de ambientales!

-Se pierde un bebé
Este día los guionistas tenían pocas ganas de pensar, y dijeron:
-Pues que se pierda un bebé y se pasan el capítulo buscando.
Y así era, generalmente algún personaje lo confundía con otro y volvía a casa con el bebé que no era. Quizás de los estándares más tontos.
Me habéis perdido, pero ya seré mayor y me tocará elegir asilo para vosotros, ya...

-Racismo
Cualquier minoría americana tiene un capítulo de estos, casi siempre indios-americanos. Si la serie era una telecomedia, es de los que menos gustaban, ya que trata un tema serio y dejaban pocas bromas. Es de los más pesados porque suelen aburrir y al final hay una sesión intensa de moral en el sofá. Buuufff!!!
Haciendo amigos

-Carnets falsos
Toda serie de jóvenes que se digne ha habido un capítulo donde se pasaban los carnets falsos como si fueran cocaína. La cosa giraba en torno a entrar en un local "para mayores". Como en los capítulos de las amigas anoréxicas, el que hacía los carnets o el que liaba a uno de los protagonistas (pero nunca el guaperas de la serie) era un hijoputa de fuera, que ya no salía nunca más. Al final los pillaban y comprendían la lección.
Ahora podré ser el adolescente enrollado que siempre quise ser

-Fugarse de casa o de las clases
Cuando llegaba a la ciudad el grupo del momento (del momento puede ser los New Kids On The Block o MC Hammer dado los años de estas series). El capítulo iba de fugarse y pasar el rato en la calle esperando a entrar, al final, algún familiar directo los pillaba, les daba una lección de moral y no salir en varias semanas.
Llevamos 3 años y medio fugados para hacer cola. Santa Justa Klan lo merece.

-Defectos físicos
En estos capítulos llegaba al barrio, instituto, etc... alguien con algún tipo de defecto como ceguera, sordera o silla de ruedas. Nadie le hacía caso e incluso se burlaban, pero los ñoños de los protagonistas les daban conversación. En muchos casos, estos personajes duraban menos que un perro en misa y ya no volvían a aparecer.
Como os metáis con mi forma de andar me voy a cagar en la ostia

-Abuela marchosa
De pronto, la abuela (o abuelo) llega de visita, y se convierte en el rey de la casa debido a su simpatía infinita y sus abrumadoras ganas de fiesta. Capítulo tonto.
Cabrones! Rojos de mierda! No os riais más de mí! No soy tan viejo!

Eston son 10 ejemplos de lo que nos podemos encontrar. Tened cuidado con estos capítulos-parábola de las telecomedias, pueden ser peligrosos. Para identificarlos, pronto desvelaré más.
- Capítulos repetidos de algunas series
- Capítulos repetidos de algunas series II

Etiquetas: ,

1 Eructos:

A las 10:32 p. m., Anonymous Klemen eructó...

Muy bueno, tengo que dectire que hace muy poco he encontrado tu blog y he reido muchisimo, sigue asi!
Y otra cosa, falta añadir el puto episodio de los cojones, donde se trian el 90% del rato cantando canciones. Vaya, el tipico episodio musical.
Tambien falta el episodio donde repasan otros episodios, asi los guionistas se ahorran el desgaste neuronal.
Saludos!

 

Haz oír tu eructo

<< Teletranspórtame