11 julio 2007

El verano

Ese sudor... Esa canción estúpida... Efectivamente, es el verano. Suele ser la época preferida de la gente pero no deja de tener unas ciertas características incómodas para todo el mundo. Vamos a ver de qué lastres estoy hablando:

- Cagar y sudar. Dos acciones que van de la mano.

De pronto, te das cuenta de que el aseo de tu casa es una sauna, y que meterse allí a giñar es saber que en un minuto vas a estar hiperventilando.

Una opción es cagar con un ventilador, unido a la cara de velocidad que pones cuando tiras cada tronco parecerá que te paseas a toda ostia con tu deportivo por la costa mediterránea.

Otra opción es abrir puertas y ventanas, compartiendo tu aroma animal con el resto de habitantes de la casa.

La última opción va a ser la de ir a cagar al monte, en perfecta comunión con la naturaleza. Eso sí, ten cuidado con qué te limpias el culo y memoriza las zonas minadas.



Tomasín no aguantó más y le dio una lipotimia.

- La ensaladilla-ruleta rusa.

Con este calor, comer ensaladilla rusa se convierte en un juego letal.

Tan magnífica obra maestra culinaria puede convertirse en una mortífera tapa si no sabemos identificar una en buen estado y otra en mal estado.

Una solución es retar al camarero que pruebe también un poco, así te lo llevarás a la tumba, o si algún día tienes la certeza de su buen estado, te la zampas toda. Como un campeón.



La ensaladilla rusa. ¿Amiga o enemiga?

- Niños guarros.

Es inevitable que los niños se meen en el agua. Las piscinas de niños no llevan agua, llevan caldo de pollo Gallina Blanca. Otra cosa es en el mar, cuando de pronto vas nadando y entras en una zona de aguas más cálidas. Miras alrededor y ves caras de niños sospechosas. Aunque sean niños, te cagas en su puta madre.

Contraataca con tu artillería pesada. Bájate los pantalones y expulsa ese mondongo que llevas dentro. Crea pequeñas olas y empuja tu criatura hacia esos pequeños cabrones y llénalos de asco. Enséñales quién manda.



No sólo los niños guarros, sino que también en la vejez. Nuestra amiga Obdulia tiene pérdidas de orina y deja la piscina maloliente a diario. Necesita potra.

- Canciones con instrucciones.

Llegan las canciones más infrahumanas de todo el año. Son creadas por y para subnormales integrales, y por ello la letra de la canción lleva las instrucciones de cómo moverse. Por si se equivocan.

Que si una pierna aquí, que si la mano allá, ahora me invento esta palabra... El objetivo es que sea simple.

Sin palabras.



Wilson Pacheco, el de la izquierda, nos indica que ya sabe sumar hasta 3. Un perreo por él!!!

Si hay más cosas que os revientan, comentadlas.

Saludos!!!

Etiquetas:

4 Eructos:

A las 6:20 p. m., Anonymous KING eructó...

jajaj que makina, siempre me haces reir con tus post, sigue así genio. un saludo.

 
A las 11:53 a. m., Blogger Chiringui eructó...

El puto gazpacho y la puta peste de sardina.

He dicho.

 
A las 2:23 p. m., Blogger PeterPsych eructó...

El verano es de puta madre si trabajas en un chiringuito en las Bermudas y vas todo el día en chanclas. Pero si tienes que ir a trabajar a una fábrica le pueden dar por el culo al verano.

 
A las 2:30 p. m., Blogger SH765HT2 eructó...

Pues a mi el verano me patea el hígado. Salen golondrinos en los sobacos y te pican los hijos de puta de los mosquitos zancudos que te dejan ronchas de kilómetro y medio. Fuck summer!

 

Haz oír tu eructo

<< Teletranspórtame