27 mayo 2007

Algunas gilipolleces que hacen los famosos cuando alcanzan la fama

De todos es conocido que los famosos pierden el norte y se vuelven gilipollas, en su mayoría, cuando llegan alcanzar cierta fama. Unos piden tonterías de todo tipo y otros se hacen pasar por "gente normal" de una forma tan artificial y exagerada como Jordi González haciéndose el interesante. Por todo esto vamos a hablar... de las gilipolleces que hacen los famosos cuando se les va la olla!!!

- Hacerse de una religión.

Esta es una de las costumbres más viejas del sector. Cuando las conexiones neuronales alcanza un mínimo del susodicho, a los personajes que en su día pudieron triunfar y experimentar el éxito, buscan una religión, cuanto más rara mejor, para destacar fallidamente entre su público.

Si se ingresa en una secta destructiva, los famosos pasan a demostrar que todo es maravilloso si te alistas, por ejemplo, a las Juventudes Adoradoras de Belcebú y entregas tu alma al líder de turno. Evidentemente, lejos de ser noticia en la profesión que siempre había ejercido tal famosete, hay un payaso nuevo en el panorama del famoseo.


Mira, y aquí es donde explica porqué somos unas viejas amargadas que nos creemos cualquier cuento con tal de no enfrentarnos a la realidad.

- Pedir toallas.

Una manía difícil de entender. ¿Para qué coño quieren tanta toalla? ¿Es que están siempre están de parto?

Tampoco olvidar la manía de que tienen que ser blancas. La primera impresión es que son unos guarrindongos que usan las toallas hasta para limpiarse el culo y ver el contraste del blanco nuclear de la toalla con "tó lo negro" tuyo.

Ahora que lo pienso, quizás luego con las toallas hagan el Test de Rorschach. Si, ya, es una gilipollez, pero es lo que hacen los famosos.


Es que son unos pijos de mierda!!! A mí no me hace falta tanta toalla!!!

- Apadrinar.

Como si fueran híbridos estériles que no pueden tener hijos, algunos famosos buscan en la adopción una salvaguarda para dejar descendencia. En algunos casos, si es el famoso o famosa quien pone el nombre, es para mear y no echar gota: Libertad o cualquier palabra ñoña de estas, en algún idioma raro o el nombre de algún estado estadounidense.

La familia pasa a ser una fábrica de pijos.


Me adoptó una pareja famosa cuando era un bebé y me llamaron Apolo de Todos los Santos. La adolescencia fue un infierno. Gracias por arruinar mi vida.

- Cambiar de vocación.

Por algún extraño motivo, llega un momento en que el individuo venido a menos decide pasar de la música al cine, del cine a la música, de humorista graciosete a presentador repelente, cambiar de deporte, etc...

El motivo principal de esto es que al no destacar en nada, el famoso no sabe dónde poner el huevo.


Claro!!! Ahora lo entiendo!!! Soy una mierda de entrenador!!! A partir de ahora me dedicaré al dominó.

- Hacerse vegetariano.

Nada mejor cuando llega el medio siglo que engañarse uno mismo creyéndose un adolescente comprometido inflándose a plantas.

La mayoría de estos herbívoros han sido unos malditos drogadictos que vaciaban las botellas de whisky a pares mientras se metían de todo.

Cuando aparecen en los medios, siempre con cara de acelga, piensas que si tuvieras que sobrevivir a un accidente aéreo con él o ella, mejor te comías las ratas del avión.


No tenía elección. Era esto o hacerme vegetariano toda mi vida.

- Drogarse.

Si ya no lo había hecho antes, éste es un buen momento para hacerlo. Suele coincidir con el ocaso de la estrella y nunca mueres con nadie, siempre solo. Debe ser por mantener la tradición el morir en la ducha, si no, no lo entiendo. A ver si es el gel Fa el verdadero asesino...


Ouyeah!!!

- Cambiarse el nombre.

Y seguro que lo hacen por perder una apuesta ya que eligen unos nombres que no son normales.

Cuentan que a Tamara la tienen ya fichada por su hobby a cambiarse de nombre.

También está el infraser de Prince, que fue tan retrasado mental como para ponerse un símbolo como nombre. ¿Y cómo lo llamaban sus amigos? Mejor dicho, ¿tenía amigos?


Aquí vemos a ensayando su pose de tío rarito extravagante y medio subnormal.

- Yoga.

Con perspectivas de impregnarse del misticismo oriental, lo cual es una gilipollez añadida, y ganándose la exclusividad que tienen los tontos del pueblo. A día de hoy, ninguno a conseguido levitar aún.


Pues me da a mí que esto del yoga se parece a lo que hacía Pepe Viyuela con una silla y una escalera...

Estos son algunos ejemplos de cosas que rodean la vida de todos aquellos que arañaron la fama y ahora, lo único que les queda de aquello es la mierda de debajo de las uñas.

Romped sus fotos y autógrafos y que les den por culo a todos!!!

Etiquetas: , , ,

6 Eructos:

A las 11:43 p. m., Blogger SH765HT2 eructó...

si, todo esto y mucho más lo hacen los famosos... especialmente los famosos que están dejando de serlo.

 
A las 11:48 p. m., Anonymous Jose Mari eructó...

Pues yo, que antes era muy famoso ahora me ha dado por arrimarme a la Botella... a la botella de vino, para ser exactos.

 
A las 7:04 p. m., Blogger Chiringui eructó...

Genial, en tu linea.

Quizás solo te has dejado salir en pelotas en algún lado

 
A las 7:41 p. m., Blogger Palmz eructó...

Gracias a los 3 por los comentarios.
La verdad es que si te pones a pensar, salen mogollón de gilipolleces. La de despelotarse la tendré en cuenta por si hago 2º parte.

 
A las 3:50 a. m., Blogger PeterPsych eructó...

Creo que ahora deberías escribir otro post de los post sobre lo que hacen los famosos que fueron famosos y que han dejado de serlo. Es algo así como "¿Que fue de...?"pero en plan navajada trapera.

La fama es como la juventud... un día pasa y ya nadie se acuerda de ti.

 
A las 10:26 a. m., Blogger Palmz eructó...

Todo se andará. Si te interesa la vida de algunos famosos de antes, visita un enlace de los que tengo puestos en el blog, donde pone ¿Qué fue de...?
Saludos y gracias por el comentario!!!

 

Haz oír tu eructo

<< Teletranspórtame