27 agosto 2006

Capítulos repetidos de algunas series españolas

¿Somos creativos los españoles? Acertaste, no! No todo iban a ser palos para las series extranjeras, cuando aquí somos la reostia. Todas las series españolas, además de tener un tufillo extraño que las delata enseguida, se copian unas a otras hasta el infinito, dando origen a una espiral sin fin donde todas son iguales. Veamos algunos de estos ejemplos:

-Comida psicotrónica.
¿Quien no ha visto una serie donde en un capítulo alguien confunde un tipo de droga con un ingrediente para la comida? Marihuana en vez de especias, pastillas en lugar de lacasitos... Somos así de despistados. Luego, casi siempre, el sujeto que está bajo los efectos de esa droga, tiene que acudir a una reunión o algo así. Me meo de la risa.

Eyy troncos... ¿a que el bacalao al pil pil de mi madre moza mazo? Uaaa tío, que flipe.


-Lío en la iglesia.
Esto es un clásico en la pequeña pantalla española. Casi siempre en una boda, se monta un lío de tres pares de cojones, con cura incluido. La tradición escandalosa de este país no conoce límites.

Hola pepsicola! Somos un grupo católico, y en nuestra iglesia no ocurren esas cosas. Toda esa gente son siervos de Satanás.


-La vaquilla.
Nunca es un mal momento para que alguno de los personajes se las tenga que ver con una vaquilla. Además, siempre, por casualidades de la vida, encuentra cualquier cosa roja a mano que le vale como capote. Ahí, ahí, dándole proyección internacional al asunto...

La piedra angular de la ficción española.


-Viven en el bar.
Los bares y España son primos hermanos. Siempre, absolutamente siempre que un protagonista va al bar, es dueño es siempre uno de los amigos del personaje, por no hablar de que el resto de amigos viven en el bar, puesto que siempre están allí.

Una afoto pal corcho del bar.


-Copón con el coche.
Cuando estás viendo una serie española y los personajes están tomándose una copa por la noche, si alguien dice "¿Nos vamos a otra discoteca?" o similar, lo que muy probablemente ocurra a continuación es un accidente de tráfico con la consiguiente lección de que engullir alcohol y conducir es maaaaaalo.

Marcial lo sufrío en sus carnes.


-Coincidencia en la discoteca.
Si en un capítulo, los personajes masculinos van a una discoteca sin sus mujeres, y ellas también van por su cuenta, con un 100% de probabilidades acaben en la misma, pero es que incluso pueden pasar horas sin que lo sepan. Al final pasa una de estas dos cosas:
*Alguien liga y un/a amigo/a de la pareja lo ve y duda si contarlo.
*Como siempre se ven de espaldas y misteriosamente no se conocen, el marido siempre intentará ligar con su mujer, hasta que se da cuenta de quien es.

Será a ti, porque a mí de espaldas sí que me reconocen.


Con esto terminamos un pequeño repaso a las normas básicas para ser guinista en España, pronto el capítulo 2.

Etiquetas: ,

1 Eructos:

A las 9:41 p. m., Blogger "KING" eructó...

Me he quedao impresionado con tanto frikismo desgarrador,me alegraría que pertenecieras a mis links de mi blog, se ve un blog interesante cargado de contenidos graciosos y entretenidos.¿que te parece la idea de linkearte desde mi pagina? comentame y dime de donde eres. gracias

 

Haz oír tu eructo

<< Teletranspórtame